Hidrosiembra

Esta técnica consiste en la proyección sobre el terreno de una mezcla acuosa de semillas, mulch, fertilizantes y sustancias adherentes. De fácil aplicación a gran escala porque se realiza con medios mecánicos especializados (hidrosembradora) dotados de equipos de bombeo. Se usa frecuentemente en jardinería y restauración de taludes, minas y canteras.

Descripción

Los principales objetivos son el control y prevención de la erosión y la restauración del paisaje. Las hidrosiembras estabilizan el terreno, sobretodo en superficies de elevada pendiente o terrenos pobres con muy bajas concentraciones de materia orgánica y elementos nutritivos, poco consolidados o inaccesibles a la maquinaria de siembra habitual.

En la máquina hidrosembradora se mezclan con agua, una serie de componentes clave: semillas, fertilizantes, estabilizantes, correctores del pH, mulches y aditivos especiales.

Después de unos minutos de agitación y mezcla constante en el tanque, la mezcla se proyecta a presión a los taludes o superficies.

Si las condiciones climáticas no son extremas, al cabo de los pocos días empieza a establecerse una cubierta vegetal. El terreno debe estar húmedo o sino, la hidrosiembra debe realizarse en épocas adecuadas: otoño (preferentemente) o primavera. En taludes de fuerte pendiente se utilizan soportes de hidrosiembra para revestir el talud y sujetar la mezcla y el suelo (mallas, redes de coco, etc.).

VENTAJAS DE LA HIDROSIEMBRA

  • La vegetación se establece un 20-25 % más rápido que con cualquier otra alternativa mecánica o siembra manual.
  • Las semillas y abonos se distribuyen uniformemente.
  • El mulch asegura unas condiciones favorables para una rápida germinación.
  • Se pueden alcanzar grandes alturas en taludes difícilmente asequibles.
  • Ciertos tipos de mulch son capaces de aportar, por sí solos, protección temporal frente a la erosión (Hydromantas).

La composición de semillas, así como el resto de componentes y el número de pasadas va a depender de una serie de factores: climatología, localización, época de aplicación, etc. Desde nuestra oficina técnica, les ofrecemos asesoramiento técnico, así como un estudio específico de cada caso con el fin de garantizar el éxito de la hidrosiembra.

COMPOSICIÓN ESTÁNDAR DE UNA HIDROSIEMBRA

1ª Fase de siembra:

  • 100 g/m2 de mulch de madera de fibra corta.
  • 10 g/m2 de estabilizante.
  • 40 g/m2 de abono mineral 15 – 15 – 15.
  • 10 cc/m2 de ácidos húmicos/fúlvicos.
  • 30 g/m2 de mezcla de semillas de revegetación.

2ª Fase de tapado:

  • 100 g/m2 de mulch de madera de fibra corta.
  • 10 g/m2 de estabilizante.