Mostrando todos los resultados 5

Recubrimiento vegetal de muros TECROC URBAN

Tecroc es un sistema de recubrimiento vegetal de superficies artificiales o impermeables, su objetivo es fundamentalmente paisajístico, siendo capaz de integrar grandes actuaciones humanas sobre el medio natural. Tecroc  ha sido desarrollado con el objetivo de permitir su aplicación en cualquier tipo de pendiente y climatología, por ello se ha prestado especial atención a la estructuración del sustrato de modo que este no sea lavado por las lluvias y/o se pierda por disgregación.

Sistemas flexibles Tec-Roc Extraplus

El sistema Tecroc Extraplus es el tratamiento más potente desde el punto de vista de protección, y respetuoso con el medio ambiente, ya que permite además integrar y revegetar las zonas de actuación. Es la combinación del Tecroc Std + Sistema de Red de Cables.

Sistemas flexibles Tec-Roc Plus

El sistema Tecroc Plus entra en funcionamiento combinando 4 elementos, la geomalla tridimensional Trinter, la malla de triple torsión, bulonado y refuerzo de cables. Esta combinación incrementa la capacidad de soporte del sistema, disipando la energía cinética que pueden provocar los desprendimientos.

Sistemas flexibles Tec-Roc STD

Tecroc-Std es la técnica más sencilla de la gama Tecroc, compuesto por la superposición de dos sistemas; en primer lugar un sistema de retención de finos como la geomalla tridimensional Trinter o las redes orgánicas Econet, y por encima de estas una malla metalica de triple torsión que le confiere la resistencia necesaria para estos casos. Esta indicada para taludes con presencia de tierra y piedra de pendiente elevadas, pero estructuralmente estables.

Sistemas flexibles Tec-Roc Active

Cuando empiezan a aparecer problemas de estabilidad superficial de poca profundidad, presencia de roca y piedra en taludes irregulares se recomienda el sistema Tecroc Active.

A partir del tratamiento Tecroc Std, se refuerza el sistema ante posibles roturas por desprendimientos superficiales mediante el uso de bulones y anclajes de acero. Estos anclajes de hacen más necesarios todavía cuando la morfología del talud es irregular, para adaptar el sistema a los relieves que componga el talud.