Cubierta ajardinada semi intensiva DIADEM 350

Ideal para la creación de un espacio de vida al aire libre. En este sistema de cubierta vegetal se utiliza principalmente césped, el cual requiere mayor mantenimiento que el Diadem 150.

Diadem 350 es un sistema semi-intensivo de cubierta vegetal generalmente cubierta con césped y pequeños arbustos, ofreciendo diferentes usos y finalidades.

A parte, del sustrato y la vegetación, el sistema DIADEM 350 está compuesto por:

DESCARGAR DETALLES CONSTRUCTIVOS

Descripción

La principal función de esta cubierta vegetal es aislar acústicamente y reducir la inercia térmica del edificio, además de añadir un valor al espacio como uso recreativo.
Este tipo de instalación contribuye a mejorar el entorno de los habitantes y trabajadores del edificio.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA CUBIERTA AJARDINADA SEMI INTENSIVA

 

VENTAJAS DE LA CUBIERTA AJARDINADA SEMI INTENSIVA

–    Adecuado para uso diario.
–    Aumenta el valor de la propiedad.
–    Mejor utilización del espacio disponible.
–    Amplia gama de diseños posibles.
–    Relativamente bajos costes de inversión.
–    Mejora de la capacidad de aislamiento térmico.
–    Mejora de la capacidad de aislamiento acústico.
–    Aumento de los beneficios ambientales.
–    Capacidad de retención de agua de lluvia.
–    Uso del agua de lluvia.
–    Instalación más económica que Diadem 750.
–    Se crean ambientes agradables para las personas que trabajan o viven en el lugar.

La cubierta ajardinada semi intensiva permite recrear una pequeña zona ajardinada con arbustos, disponible para un uso lúdico. Las cubiertas ajardinadas tienen multitud de beneficios, entre otras cosas, se utiliza como SUDS, sistema urbano de drenaje sostenible. Esto significa que instalando una cubierta ajardinada semi intensiva contribuiremos a un buen drenaje de las aguas de escorrentía, evitando colapsos en la red de desagüe y permitiendo que el agua drene de forma lenta y progresiva. Además, una cubierta ajardinada semi intensiva es un elemento aislante que permite reducir las oscilaciones térmicas en el edificio y a su vez contribuir a la eficiencia energética. Es importante también tener en cuenta que en las ciudades, el hormigón y el ladrillo han ido “robando” poco a poco espacio verde. Con las cubiertas ajardinadas podemos volver a llenar de verde la ciudad. Por tanto, una cubierta ajardinada semi intensiva es un elemento decorativo, de uso lúdico, que nos permite ahorrar energía y proporciona un beneficio a la sociedad.