Malla antihierbas orgánica Horsol Bio

La primera malla antihierbas biodegradable que tiene la misma eficacia que las mallas tradicionales. Está tejida con fibras de origen natural y es 100% compostable.

Se utiliza como malla para la protección de cultivos con la finalidad de evitar el desarrollo de malas hierbas y puede instalarse con o sin cobertura decorativa, en ambos casos mantiene la función antihierbas.  

Elimina esfuerzos de mano de obra en la retirada porque se degrada, incorporándose al terreno, además no contamina el medio ambiente. Una característica que responde a las exigencias de muchas administraciones y empresas de gran relevancia con respecto a productos poco contaminantes en la ejecución de sus proyectos/obras.

Descripción

Ventajas y características de la malla antihierbas orgánica Horsol Bio

  • Gran resistencia a la tracción y el desgarro gracias a su tecnología tejida Fabricada con PLA (poliácido láctico), materia de origen natural
  • Fácil de manipular: pesa un 90% menos que otros materiales de base biológica
  • Rollos altamente compactos para mejor transporte
  • Durabilidad mínima de 3 años
  • Certificado OK COMPOST BY VINCOTTE.
  • 100% compostable
Material Trenza plana tejida de PAL (ácido poliláctico)
Materia prima 100% origen biológico (Mezcla de dos polímeros biodegradables y compostables)
Compostable Sí, completamente
Gramaje 130g/m2
Certificado «OK COMPOST BY VINCOTTE»
Durabilidad Mínima 5 años
Colores disponibles Negro
Permeabilidad 15 l/m2 (EN ISO 11058)
Ignífugo No prende en contacto con cigarrillo en combustión (EN ISO 12952-1)
Función Resistencia a desarrollo de malas hierbas
Packaging Rollos compactos y fáciles de manipular de 2,07×100 m.
Tratamiento UV